Mitos sobre el sobrepeso

Compartir post

¡Buenos días a todxs! Esperamos que hayáis tenido una buena semana. Como os dijimos hace un par de semanas, teníamos preparado un post sobre «Los mitos del sobrepeso». Hemos querido escribir una segunda parte del post que hicimos sobre la gordofobia, pues sus consecuencias psicoemocionales son muchas y una de las principales razones de que exista es el desconocimiento que hay sobre ello.

Como decíamos en «capítulos anteriores», la gordofobia es un problema que nos afecta a todos/as y que requiere de todos/as que acabemos con esta forma de discriminación. Esto implica que los profesionales de la salud debemos asegurar que la gente esté correctamente informada, por lo que, para la publicaciones de hoy, hemos recogido los mitos más comunes sobre el sobrepeso y los hemos acompañado de su realidad.

Todas las personas con sobrepeso u obesidad son perezosas y/o tienen falta de voluntad.

La realidad es que el peso corporal está influenciado por una variedad de factores, incluyendo la genética, el entorno, la salud y el estilo de vida. No se puede hacer una generalización sobre la personalidad o las características de una persona basándose únicamente en su peso.

Todas las personas con sobrepeso u obesidad tienen problemas de salud.

Si bien el exceso de peso puede estar asociado con un mayor riesgo de ciertas condiciones de salud, no todas las personas con sobrepeso u obesidad tienen problemas de salud ni tienen por qué tenerlos. La salud es un concepto muy amplio que va más allá del peso corporal, y cada persona es única en términos de su salud y bienestar.

Perder peso es fácil y la solución para muchos problemas relacionados con la salud.

La pérdida de peso sostenida es un desafío para muchas personas, y el enfoque exclusivo en la pérdida de peso puede ser perjudicial para la salud mental y física. La salud no se puede medir únicamente en función del peso, y hay muchas formas de cuidar y promover la salud sin enfocarse en la pérdida de peso.

Las personas con sobrepeso u obesidad no pueden tener una vida plena o disfrutar de actividades físicas.

El tamaño o el peso corporal no deben limitar la capacidad de una persona para participar en actividades físicas, tener relaciones satisfactorias o llevar una vida plena. Todas las personas pueden tener vidas activas y significativas, independientemente de su peso.

Todas las personas delgadas son saludables y tienen una vida perfecta.

La apariencia física no es un indicador confiable de la salud o la felicidad de una persona. La salud es multifacética y está influenciada por una combinación de factores físicos, emocionales y sociales. Además, la delgadez y las dietas extremas pueden también pueden dar lugar a problemas de salud.

Todas las personas con sobrepeso u obesidad tienen una mala alimentación y/o no hacen ejercicio.

La relación entre el peso corporal, la alimentación y el ejercicio es compleja y no se puede generalizar. Las personas con sobrepeso u obesidad pueden tener diversos hábitos alimenticios y niveles de actividad física, al igual que las personas con pesos considerados «normales». El peso corporal no es un indicador confiable del estilo de vida de una persona.

Todas las personas con sobrepeso u obesidad necesitan perder peso para ser saludables.

La salud no se define únicamente por el peso corporal. Es posible tener una buena salud en diferentes tamaños y formas corporales. El enfoque en la pérdida de peso como única medida de salud puede ser perjudicial y no tiene en cuenta los factores individuales de cada persona.

Las personas con sobrepeso u obesidad no pueden tener una buena autoestima o confianza en sí mismas.

La autoestima y la confianza en sí mismas no están determinadas por el peso corporal. Las personas con sobrepeso u obesidad pueden tener una autoestima saludable y una imagen corporal positiva. El respeto y la valoración de uno/a mismo/a no deben depender del peso.

El sobrepeso u obesidad es el resultado de la falta de disciplina y fuerza de voluntad.

El peso corporal está influenciado por múltiples factores, incluyendo la genética, el entorno, los factores socioeconómicos y los aspectos emocionales. Culpar únicamente a la falta de disciplina y fuerza de voluntad es una simplificación excesiva y no tiene en cuenta la complejidad de los determinantes del peso.

Todas las personas con sobrepeso u obesidad tienen problemas de salud mental.

El peso corporal no determina automáticamente la salud mental de una persona. Si bien algunas personas con sobrepeso u obesidad pueden enfrentar desafíos relacionados con la salud mental, esto no es aplicable a todas las personas en esta categoría. La salud mental está influenciada por una variedad de factores y es única para cada individuo.

En definitiva…

Éstos son sólo algunos de los mitos que existen sobre el sobrepeso y su relación con la salud. Es importante que intentemos como sociedad tener una postura critica sobre todo lo que leemos o escuchamos, incluidas nuestras propias creencias que a veces están fundamentadas con la (des)información que ocurre en los medios, redes sociales e incluso creencias que «son de toda la vida». En definitiva, éstos son unos pocos, pero la realidad es que son muchos más. Recuerda ser autocrítico/a y no asumir nada sobre los demás, porque la realidad es que sabemos poquito sobre lo que llevan por dentro.

Post relacionados

Uncategorized

¿Necesito ir a terapia?

Muy a menudo se dice que todo el mundo debería ir al psicólogo/a. Si bien es cierto que es un servicio que todos podemos necesitar

Uncategorized

¿La terapia online funciona?

Muy a menudo nos encontramos con personas que tienen dudas sobre la terapia online, pues «no es lo mismo» o no lo consideran tan efectivo.

Uncategorized

¿Qué es el autocuidado?

El autocuidado es un término que últimamente escuchamos y leemos con frecuencia, aunque muchos de los autores y divulgadores que escriben sobre ello, lo hacen

×